Fiestas

Así se conoce al hecho de asar castañas la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, festividad de los Santos muy común en la geografía extremeña.
Son las principales fiestas de la población que se celebran el primer domingo de septiembre. En ella se mezcla la secular tradición religiosa de Ánimas con la celebración de la Mesa de Ofrendas o Mesa del Ramo y la fiesta laica con capeas, verbenas...
Se celebra el último fin de semana de agosto de forma itinerante por todos los pueblos de la Mancomunidad Tajo-Salor a la que pertenece Casar de Cáceres. En ella todo gira en torno al preciado ciprínido habitante de nuestras charcas.
En estos días se celebra la Boda de los Bujacos; antigua fiesta en la que se confeccionan dos muñecos de bálago con los que se simulan los actos de una tradicional boda en un clima de jolgorio y fiestas. El colofón se hace con el conocido entierro de la sardina.
Se celebra el último domingo de septiembre en honor de la Patrona en el sitio de La Jara.
Celebrada el Lunes de Pascua en el lugar de la Jara donde está la ermita de la patrona la Virgen del Prado.
Celebrada el domingo siguiente al Lunes de Pascua y los romeros se reúnen en la ermita ribereña de S. Benito y S. Blas.
Durante los 6 primeros días del año los hombres de la cofradía de Ánimas recorren las calles del pueblo rezando y cantando por las ánimas de los difuntos. Van ataviados con la capa española de paño negro y alumbrados por la luz de los faroles, les precede el tintineo de la campanilla que anuncia la singular comitiva. Esta celebración se mantiene, inalterable, desde el s. XVII.
Celebrado el día 3 de febrero, día en el que se venden las roscas y cordones del santo para prevenir los males de garganta, presentes que las madrinas de bautizo hacen a sus ahijados y ahijadas. La romería en la ermita se celebra el domingo siguiente
Se celebran las procesiones comunes a estas fechas si bien en Casar de Cáceres son significativas por la participación exclusiva por sexos.